Felicidad
eBook - ePub

Felicidad

Serie Inteligencia Emocional HBR

Harvard Business Review

Share book
Spanish
ePUB (mobile friendly)
Available on iOS & Android
eBook - ePub

Felicidad

Serie Inteligencia Emocional HBR

Harvard Business Review

Book details
Book preview
Table of contents
Citations

About This Book

¬ŅCu√°l es la naturaleza de la felicidad humana? ¬ŅC√≥mo podemos alcanzarla en el √°mbito profesional? ¬ŅVale la pena perseguirla? Este libro explora las respuestas a esas preguntas a trav√©s de las investigaciones que intentan averiguar, entre otras cosas, c√≥mo se puede medir la felicidad, cu√°les son los escenarios donde se desarrollan los comportamientos personales y cu√°les son las t√©cnicas de gesti√≥n que facilitan la felicidad en el lugar de trabajo. Pero adem√°s advierte de aquellos aspectos de la felicidad que la publicidad ha exagerado.

Frequently asked questions
How do I cancel my subscription?
Simply head over to the account section in settings and click on ‚ÄúCancel Subscription‚ÄĚ - it‚Äôs as simple as that. After you cancel, your membership will stay active for the remainder of the time you‚Äôve paid for. Learn more here.
Can/how do I download books?
At the moment all of our mobile-responsive ePub books are available to download via the app. Most of our PDFs are also available to download and we're working on making the final remaining ones downloadable now. Learn more here.
What is the difference between the pricing plans?
Both plans give you full access to the library and all of Perlego’s features. The only differences are the price and subscription period: With the annual plan you’ll save around 30% compared to 12 months on the monthly plan.
What is Perlego?
We are an online textbook subscription service, where you can get access to an entire online library for less than the price of a single book per month. With over 1 million books across 1000+ topics, we’ve got you covered! Learn more here.
Do you support text-to-speech?
Look out for the read-aloud symbol on your next book to see if you can listen to it. The read-aloud tool reads text aloud for you, highlighting the text as it is being read. You can pause it, speed it up and slow it down. Learn more here.
Is Felicidad an online PDF/ePUB?
Yes, you can access Felicidad by Harvard Business Review in PDF and/or ePUB format, as well as other popular books in Desarrollo personal & Salud mental y bienestar. We have over one million books available in our catalogue for you to explore.

Information

1

La felicidad no
es la ausencia de
sentimientos
negativos

Jennifer Moss

A muchas personas, la felicidad nos parece intolerablemente escurridiza. Como la niebla, puedes verla a lo lejos, densa y llena de formas. Pero a medida que te acercas, sus partículas se separan y de repente parece inalcanzable, aunque te rodee por todas partes.
Vivimos persiguiendo la felicidad pero, si te paras a pensar un minuto, ¬ęperseguir¬Ľ es buscar algo sin garant√≠as de alcanzarlo.
Hasta hace seis a√Īos, estuve persiguiendo la felicidad con fervor y sin obtener resultados. Mi marido, Jim, y yo viv√≠amos en San Jos√© (California), con nuestro hijo, que entonces ten√≠a 2 a√Īos, y est√°bamos esperando otro hijo.
Aparentemente, nuestra vida era de color de rosa. Y, a pesar de ello, yo no estaba alegre. Además, me sentía totalmente culpable por mi tristeza: mis problemas eran vergonzosamente triviales. Luego, en septiembre de 2009, mi mundo se vino abajo. Jim se puso muy enfermo. Le diagnosticaron gripe A (H1N1) y virus del Nilo Occidental, y más tarde, como consecuencia de un sistema inmunitario debilitado, el síndrome de Guillain-Barré.
A Jim nunca le preocupó la muerte. A mí sí.
Cuando nos dijeron que su enfermedad estaba remitiendo, que √©l ganar√≠a la batalla, nos tranquilizamos. Cuando nos dijeron que Jim no caminar√≠a durante un tiempo, seguramente durante un a√Īo, tal vez m√°s tiempo, nos asustamos. Sab√≠amos que ese pron√≥stico significaba el final de su carrera como jugador profesional de lacrosse. Lo que no sab√≠amos era c√≥mo √≠bamos a pagar las facturas m√©dicas, ni qu√© energ√≠a tendr√≠a √©l para ejercer de padre.
Faltaban diez semanas para que naciera nuestro segundo hijo; por lo tanto, yo ten√≠a muy poco tiempo para pensar y reaccionar. Por otro lado, Jim ¬ęsolo¬Ľ ten√≠a tiempo. Tanto en la vida como en el campo de juego, √©l estaba acostumbrado a moverse a gran velocidad; as√≠ que, en el hospital, los minutos le parec√≠an horas. Lo manten√≠an ocupado con fisioterapia y terapia ocupacional, pero tambi√©n necesitaba apoyo psicol√≥gico. Public√≥ una entrada en sus redes sociales pidiendo sugerencias de lecturas que le ayudaran a recuperarse mentalmente. Y las sugerencias llegaron. Jim recibi√≥ libros y grabaciones de audio con notas dici√©ndole cu√°nto le ayudar√≠an, por muy dif√≠cil que fuera el obst√°culo que deb√≠a superar.
Pasaba los días leyendo libros de autoayuda de Tony Robbins y de Oprah o viendo charlas TED, como la de Jill Bolte Taylor, Un ataque de lucidez, sobre los efectos de un traumatismo craneal. Analizaba los libros espirituales de Deepak Chopra y del Dalai Lama. O repasaba los artículos de investigaciones sobre la felicidad y la gratitud escritos por expertos como Martin Seligman, Shawn Achor, Sonja Lyubomirsky y muchos otros.
En todos estos textos había un tema que se repetía: la gratitud. La gratitud se entremezclaba con la ciencia, las historias reales y los motores del éxito.
Jim respondió iniciando su propio diario de gratitud. Mostró mucho, muchísimo, agradecimiento hacia las personas que le cambiaban las sábanas, hacia los familiares que le traían cenas calientes. Mostraba agradecimiento hacia aquella enfermera que lo animaba, y por la atención suplementaria, de su propio tiempo, que le prestaba el equipo de rehabilitación. Una vez, ellos le contaron que le dedicaban ese tiempo extra solo porque sabían el agradecimiento que Jim sentía hacia los esfuerzos del equipo.
Mi marido me pidi√≥ que participara en esa idea. Viendo lo dif√≠cil que le resultaba, mi deseo de ayudarle y de que se recuperara era tan intenso que puse todo mi empe√Īo en ser positiva cuando me introduje en su mundo, dentro de la habitaci√≥n del hospital. No siempre lo hice de la mejor manera. A veces me molestaba el no poder romper a llorar, pero despu√©s de un tiempo empec√© a ver con qu√© rapidez se recuperaba. Y, aunque nuestros caminos no eran afines, est√°bamos consiguiendo que funcionara. Yo estaba ¬ędej√°ndome convencer¬Ľ.
Estaba muy asustada, pero cuando Jim sali√≥ del hospital con muletas (se neg√≥ rotundamente a usar la silla de ruedas), solo seis semanas despu√©s de que una ambulancia lo llevase a toda prisa a urgencias, decidimos que su recuperaci√≥n se deb√≠a a algo m√°s que a la mera suerte. Uno de los primeros libros que influyeron en Jim fue Florecer, de Martin Seligman. Psic√≥logo y antiguo presidente de la Asociaci√≥n Americana de Psicolog√≠a, Seligman fue quien acu√Ī√≥ el t√©rmino PERMA (de los conceptos en ingl√©s positive, engagement, relationships, meaning y achivement), que dio lugar a muchos proyectos de investigaci√≥n de psicolog√≠a positiva en todo el mundo. El acr√≥nimo recoge los cinco elementos esenciales para una satisfacci√≥n duradera:
  • Emociones positivas: en esta categor√≠a est√°n la paz, el agradecimiento, la satisfacci√≥n, el placer, la inspiraci√≥n, la esperanza, la curiosidad y el amor.
  • Compromiso: estar absortos en una tarea o proyecto nos da la sensaci√≥n de que el tiempo se esfuma porque estamos comprometidos al cien por cien.
  • Relaciones: las personas que mantienen relaciones positivas significativas con los dem√°s son m√°s felices.
  • Sentido: viene de ponerse al servicio de una causa m√°s grande que nosotros mismos. Tanto si es una religi√≥n como un proyecto que ayuda a la humanidad de alg√ļn modo, todos necesitamos que nuestras vidas tengan un sentido.
  • Logros: para sentir una satisfacci√≥n vital importante debemos esforzarnos por mejorarnos a nosotros mismos.
Poco a poco, incorporamos estos cinco principios en nuestra vida. Jim regres√≥ a la Wilfrid Laurier University en Ontario para investigar en el campo de la neurociencia, y r√°pidamente pusimos en marcha el Plasticity Labs para formar a gente que pudiera ense√Īar lo que hab√≠amos aprendido sobre la b√ļsqueda de la felicidad. A medida que nuestras vidas incorporaron m√°s empat√≠a, agradecimiento y sentido, dej√© de sentirme triste.
As√≠ que, cuando alguien muestra escepticismo hacia el movimiento de la psicolog√≠a positiva, me lo tomo como algo personal. ¬ŅTienen esos cr√≠ticos un problema con la gratitud? ¬ŅCon las relaciones? ¬ŅCon el sentido? ¬ŅCon la esperanza?
Quiz√°s parte del problema sea que nuestra ¬ęcultura pop¬Ľ y los medios de comunicaci√≥n simplifican demasiado la felicidad, lo que hace que sea f√°cil descartarla por falta de pruebas. Tal como me escribi√≥ en un correo electr√≥nico Vanessa Buote, una investigadora posdoctoral en psicolog√≠a social:
No solo tendemos a malinterpretar lo que es la felicidad, sino que tambi√©n la buscamos de forma equivocada. Shawn Achor, investigador y formador corporativo que escribi√≥ el art√≠culo de HBR ¬ęInteligencia positiva¬Ľ, me explic√≥ que la mayor√≠a de las personas pensamos en la felicidad de forma equivocada: ¬ęEl mayor equ√≠voco de la industria de la felicidad es que se considera un fin, no un sentido. Pensamos que, si tenemos lo que deseamos, seremos felices. Pero resulta que nuestros cerebros en realidad funcionan en la direcci√≥n opuesta¬Ľ.
Buotes coincide: ¬ęAlgunas veces tendemos a ver el ‚Äúser felices‚ÄĚ como el objetivo final, pero nos olvidamos de que lo realmente importante es el viaje; descubrir qu√© nos hace felices y comprometernos con esas actividades de forma habitual nos ayudar√° a llevar una vida m√°s satisfactoria¬Ľ.
En otras palabras, no somos felices mientras perseguimos la felicidad. Somos m√°s felices cuando no pensamos en ello, cuando disfrutamos el momento presente porque estamos entregados totalmente a un proyecto que tiene sentido para nosotros, trabajando para alcanzar un objetivo importante o ayudando a alguien que nos necesita.
Una positividad sana no significa ocultar tus aut√©nticos sentimientos. La felicidad no es la ausencia de sufrimiento: es la capacidad para resurgir de √©l. Y la felicidad no es lo mismo que la alegr√≠a o el √©xtasis; la felicidad incluye la satisfacci√≥n, el bienestar y la flexibilidad emocional que nos permitan sentir un repertorio completo de emociones. En nuestra compa√Ī√≠a, algunos de nosotros hemos tenido que afrontar la ansiedad y la depresi√≥n. Algunos hemos sufrido un trastorno por estr√©s postraum√°tico. Algunos hemos sido testigos de enfermedades mentales graves en nuestras familias, y otros no. Compartimos todo ello con una actitud abierta. O no, cualquiera de las dos opciones es v√°lida. En la oficina, si la situaci√≥n lo requiere, aceptamos las l√°grimas, tanto las de pena como las de risa.
Algunas personas, quiz√°s buscando una nueva perspectiva, han llegado a decir que la felicidad es perjudicial (ver, por ejemplo, los dos √ļltimos art√≠culos de este libro). Pero el objetivo de practicar ejercicios para ayudar a incrementar la salud mental y emocional no es aprender a lucir una sonrisa las 24 horas del d√≠a o a desear que tus problemas se esfumen. Es aprender a manejar lo que te estresa con m√°s resiliencia mediante entrenamiento, igual que te entrenar√≠as para correr un marat√≥n.
Durante el tiempo que estuve con Jim en el hospital, vi c√≥mo iba cambiando. Al principio, ocurr√≠a sutilmente, pero de repente me di cuenta de que la pr√°ctica de la gratitud y la felicidad que comporta me hab√≠a tra√≠do un regalo: me hab√≠a devuelto a Jim. Si eso quiere decir que la felicidad es nociva, entonces yo digo que ¬ęvoy a por ella¬Ľ.
JENNIFER MOSS es cofundadora y directora de comunicación de Plasticity Labs.
Adaptado del contenido publicado en hbr.org
el 20 de agosto de 2015 (producto #H02AEB).

2

Ser feliz en el
trabajo importa

Annie McKee

La gente sol√≠a creer que, para triunfar, no ten√≠as que ser feliz en el trabajo. Que tampoco hac√≠a falta que te gustara la gente con la que trabajabas, o incluso que no hac√≠a falta compartir valores con ellos. ¬ęEl trabajo no es la persona¬Ľ, era la idea. Una patra√Īa.
Mi investigaci√≥n en docenas de compa√Ī√≠as y con cientos de personas, adem√°s de la investigaci√≥n de neurocient√≠ficos como Richard Davidson y V. S. Ramachandran y acad√©micos como Shawn Achor, se√Īalan cada vez m√°s un hecho simple: las personas felices son mejores trabajadores. Quienes est√°n comprometidos con sus empleos y sus compa√Īeros trabajan m√°s, y de forma m√°s inteligente.
Y, aun as√≠, un alarmante n√ļmero de personas no se sienten implicadas en su trabajo. Seg√ļn un desalentador informe de 2013 realizado por Gallup, solo el 30% de la fuerza laboral en Estados Unidos est√° comprometida con su empleo. Esto refleja lo que he visto en mi trabajo: no muchas personas est√°n realmente ¬ęcomprometidas emocional e intelectualmente¬Ľ con sus empresas.1 A demasiada gente no le importa lo m√°s m√≠nimo qu√© pasa a su alrededor. Para ellos, el mi√©rcoles es la cima de la curva semanal, y solo trabajan para llegar al viernes. Y en el otro extremo de la curva en forma de campana, casi uno de cada cinco empleados est√° ¬ęactivamente desactivado¬Ľ, seg√ļn el mismo informe. Son personas que sabotean proyectos, que traicionan a sus compa√Īeros y que suelen causar estragos en su lugar de trabajo.
El informe de Gallup tambi√©n indica que la implicaci√≥n de los empleados ha permanecido invariable a trav√©s de los a√Īos, a pesar de los altibajos econ√≥micos. Es preocupante: no estamos comprometidos con nuestro trabajo y no lo hemos estado desde hace mucho tiempo.
No es divertido trabajar con personas indiferentes e infelices, y tampoco a√Īade mucho valor; ello repercute en nuestras empresas (y en nuestra econom√≠a) de forma tremendamente negativa. Incluso es peor cuando son los l√≠deres los que no se sienten comprometidos, porque esta actitud se transmite a los dem√°s. Sus emociones y su mentalidad afectan tremendamente al estado de √°nimo y el rendimiento de los otros. Despu√©s de todo, la manera en que nos sentimos est√° relacionada con qu√© y c√≥mo pensamos. Dicho de otro modo: los pensamientos influyen en las emociones, y las emociones influyen en los pensamientos.2
Ya es hora de romper el mito de que los sentimientos no importan en el trabajo. La ciencia está de nuestra parte: hay una relación neurológica clara entre los sentimientos, los pensamientos y las acciones.3 Si estamos dominados por emociones negativas intensas, es como si llevásemos una venda en los ojos. Nos centramos mayoritariamente (solo algunas veces) en la fuente del dolor. No procesamos bien la información, ni pensamos creativamente, ni tomamos buenas decisiones. La frustración, la ira y el estrés hacen que una importante parte de nosotros se cierre, la parte que piensa y se implica.4 La indiferencia es una respuesta neurológica y psicológica natural ante emociones negativas persistentes.
Pero no solo hemos de tener en cuenta las emociones negativas. Las emociones positivas extremadamente intensas pueden causar el mismo efecto.5 Algunos estudios muestran que una felicidad excesiva puede hacernos menos creativos y proclives a adoptar conductas m√°s arriesgadas (piensa en c√≥mo actuamos cuando nos enamoramos). En el √°mbito laboral he visto a grupos de personas caer en un progresivo estado de excitaci√≥n en reuniones de ventas y encuentros de motivaci√≥n empresarial. Esas reuniones producen poca innovaci√≥n y menos aprendizaje. A√Ī√°deles bastante alcohol, y ya tienes un buen c√≥ctel de problemas.
Si estamos de acuerdo en que nuestros estados emocionales en el trabajo importan, ¬Ņqu√© podemos hacer para aumentar el compromiso y mejorar e...

Table of contents

Citation styles for Felicidad
APA 6 Citation
[author missing]. (2018). Felicidad ([edition unavailable]). Reverté Management. Retrieved from https://www.perlego.com/book/1639657/felicidad-serie-inteligencia-emocional-hbr-pdf (Original work published 2018)
Chicago Citation
[author missing]. (2018) 2018. Felicidad. [Edition unavailable]. Reverté Management. https://www.perlego.com/book/1639657/felicidad-serie-inteligencia-emocional-hbr-pdf.
Harvard Citation
[author missing] (2018) Felicidad. [edition unavailable]. Reverté Management. Available at: https://www.perlego.com/book/1639657/felicidad-serie-inteligencia-emocional-hbr-pdf (Accessed: 14 October 2022).
MLA 7 Citation
[author missing]. Felicidad. [edition unavailable]. Reverté Management, 2018. Web. 14 Oct. 2022.