Fray Antonio Alcalde
eBook - ePub

Fray Antonio Alcalde

Un mural en el Hospital Civil

Horacio Padilla Muñoz, Liliana Barraza Martínez, José Omar Razo Sumaya

  1. 78 pagine
  2. Spanish
  3. ePUB (disponibile sull'app)
  4. Disponibile su iOS e Android
eBook - ePub

Fray Antonio Alcalde

Un mural en el Hospital Civil

Horacio Padilla Muñoz, Liliana Barraza Martínez, José Omar Razo Sumaya

Dettagli del libro
Anteprima del libro
Indice dei contenuti
Citazioni

Informazioni sul libro

En México existe una infinidad de muralistas famosos y murales plasmados en interiores y exteriores de múltiples edificios que albergan instituciones públicas, religiosas y privadas. Cada uno de ellos nos recuerda la ideología, los hechos, la trascendencia y los personajes destacados de nuestro pasado, desde la óptica particular del artista.En este libro nos enfocaremos a un mural en particular, que hace referencia a un gran personaje: fray Antonio Alcalde y Barriga. Del otro lado del mar, desde la ciudad de Cigales, llegó a territorio mexicano un gran español, bajo la comisión de fraile, enviado, a través de la orden religiosa de los dominicos, como predicador a la Nueva España en el año de 1763. Asignado a la zona de Yucatán, inicia contacto con los naturales, motivándolo a desarrollar sus primeras obras en nuestro país; las cuales abarcaban aspectos de las necesidades básicas del ser humano: educación cristiana, alimentación, salud y trabajo. Es así que poco a poco que fray Antonio Alcalde conformó las primeras escuelas para hombres y mujeres, los talleres de trabajo, iglesias y albergues.

Domande frequenti

Come faccio ad annullare l'abbonamento?
È semplicissimo: basta accedere alla sezione Account nelle Impostazioni e cliccare su "Annulla abbonamento". Dopo la cancellazione, l'abbonamento rimarrà attivo per il periodo rimanente già pagato. Per maggiori informazioni, clicca qui
È possibile scaricare libri? Se sì, come?
Al momento è possibile scaricare tramite l'app tutti i nostri libri ePub mobile-friendly. Anche la maggior parte dei nostri PDF è scaricabile e stiamo lavorando per rendere disponibile quanto prima il download di tutti gli altri file. Per maggiori informazioni, clicca qui
Che differenza c'è tra i piani?
Entrambi i piani ti danno accesso illimitato alla libreria e a tutte le funzionalità di Perlego. Le uniche differenze sono il prezzo e il periodo di abbonamento: con il piano annuale risparmierai circa il 30% rispetto a 12 rate con quello mensile.
Cos'è Perlego?
Perlego è un servizio di abbonamento a testi accademici, che ti permette di accedere a un'intera libreria online a un prezzo inferiore rispetto a quello che pagheresti per acquistare un singolo libro al mese. Con oltre 1 milione di testi suddivisi in più di 1.000 categorie, troverai sicuramente ciò che fa per te! Per maggiori informazioni, clicca qui.
Perlego supporta la sintesi vocale?
Cerca l'icona Sintesi vocale nel prossimo libro che leggerai per verificare se è possibile riprodurre l'audio. Questo strumento permette di leggere il testo a voce alta, evidenziandolo man mano che la lettura procede. Puoi aumentare o diminuire la velocità della sintesi vocale, oppure sospendere la riproduzione. Per maggiori informazioni, clicca qui.
Fray Antonio Alcalde è disponibile online in formato PDF/ePub?
Sì, puoi accedere a Fray Antonio Alcalde di Horacio Padilla Muñoz, Liliana Barraza Martínez, José Omar Razo Sumaya in formato PDF e/o ePub, così come ad altri libri molto apprezzati nelle sezioni relative a Kunst e Künstlermonographien. Scopri oltre 1 milione di libri disponibili nel nostro catalogo.

Informazioni

Anno
2020
ISBN
9786077421085
Edizione
1
Argomento
Kunst

Edificaciones

En el extremo izquierdo del mural encontramos trazos geométricos que forman una población pequeña (24) de casas con techos coloridos distribuidas en torno a una iglesia y una plaza principal, y bordeada por pequeñas colinas. Representa el poblado de Cigales (24), donde nació el ilustre fray Antonio Alcalde.
Rodeada de viñedos, huertos y trigales, Cigales perteneció en el siglo xiii al monarca Sancho iv, quien la cede a Valladolid convirtiéndola en una aldea de ésta, a ruego de su mujer, María de Molina, el 23 de diciembre de 1289, "por razón que en dicho lugar se facen muchos males é no eran escarmentados por justicia así como deben..." (González, 2003). Con esta donación, Cigales, al convertirse en aldea de Valladolid, perdió sus privilegios de villa. No duró mucho esta situación ya que en 1314 Cigales pasó a manos del infante de Castilla don Juan y continuó siendo un señorío, hasta que en 1811 las Cortes de Cádiz decretaron la supresión de los señoríos jurisdiccionales. Las casas de Cigales son en su mayoría de adobe y piedra, generalmente de dos pisos, destacando por encima de las demás dos en la plaza Calvo Sotelo y otra en la calle Julián Ruiz. Otro edificio destacable es la iglesia parroquial de Santiago, edificio renacentista del siglo xvi (aunque concluido en el siglo xviii).
Fray Antonio Alcalde vio ahí su primera aurora en el año 1701 y también pasó su niñez y parte de su adolescencia en esta pacífica ciudad. Su amor al prójimo y su proximidad con la Iglesia lo llevaron a ser uno de los principales obispos de España, Yucatán y Guadalajara.
El 7 de agosto de 1992, Cigales y Guadalajara se declararon ciudades hermanas, fecha en que se conmemora el segundo centenario de la muerte de fray Antonio Alcalde, el hijo más ilustre que el pueblo de Cigales ha tenido y que mayores beneficios le ha reportado, dado que desde donde estuviera enviaba donativos para proyectos de la comunidad.
Adornando el jardín central de la Plaza Mayor de Cigales está el busto de fray Antonio Alcalde, realizado en piedra, el cual fue colocado en el año 1993. El busto fue obsequiado por la Asociación de Médicos de Base del Hospital Civil de Guadalajara. La alcaldía de Cigales nombró “Guadalajara” a una de las calles de la ciudad Cigales y para no confundirla con Guadalajara, España, le agregó el calificativo “de México”.
En el mural, al lado izquierdo de la población de Cigales, encontramos una monumental edificación religiosa (25). La fachada principal es de estilo herreriano. Consta de un cuerpo central dividido en dos pisos por una gran cornisa; el piso inferior, con arco de medio punto que cobija una puerta adintelada, rematada en cornisa a modo de dosel, y el superior, repitiendo el mismo esquema, con ventana adintelada. Un frontón con una cruz y bolas herrerianas sobre pedestales en los vértices remata el conjunto. A ambos lados de este edificio hay dos torres de cuatro cuerpos, el superior destinado a campanario con dobles huecos de medio punto por cada lado y sencilla barandilla de hierro, que rematan con cúpula, linterna, cupulín, cruz de forja de hierro y veleta.
Se trata de la iglesia de Santiago (25), parroquia de Cigales, obra de Diego de Praves. Tiene una planta de salón con tres naves de igual altura, más ancha la central, separadas por pilares cilíndricos sobre basamentos octogonales, basas áticas, capiteles toscanos y cabecera formada por tres ábsides semicirculares. Fue construida en piedra caliza y consta de tres naves separadas por columnas que sostienen arcos de medio punto y apuntados. Las bóvedas de arista con yeserías son del siglo xvii.
También es destacable la Ermita de la Virgen de Viloria, edificio construido entre los siglos xvi (la cabecera) y xvii (el resto). Está realizada con mampostería, con una sola nave cubierta por bóveda de cañón con lunetos y yeserías. La parroquia existía desde la niñez de Alcalde, fue su fuente de inspiración vocacional, por ser el lugar religioso al que asistió de pequeño. Se distingue la fachada, pintada tal cual permanece en la actualidad, con las sombras de algunas personas asistiendo a ella, representantes de la multitud que la ha visitado para reconfortar su alma y buscar consuelo y refugio.
Las pinturas y esculturas del templo están dedicadas a santos dominicos, es decir, de la orden a la que perteneció fray Antonio Alcalde, quien desde Yucatán y Guadalajara envió los fondos con que se levantó la segunda torre, según se informa en la fachada de la parroquia.
A propósito de la financiación de las obras se cuenta, a modo de anécdota, que estando fray Antonio en Guadalajara, salía a menudo al campo y se quedaba mirando largo tiempo el horizonte; sus feligreses, al verlo en tal rutina, le preguntaron el porqué de tal costumbre; el fraile respondió que su intención no era otra que divisar las torres de la iglesia de Cigales. ¡Tal era la cantidad de oro que había destinado a su construcción, que esperaba con ansias poder divisarlas desde donde estuviera!
El magno interior de la iglesia sobrecoge al visitante que observa el bello retablo mayor de estilo barroco, realizado en 1666. En él trabajaron los ensambladores Juan de Medina Argüelles y Pedro de Cea Gutiérrez. Es una muestra catequética de los temas bíblicos: la Visitación, la Anunciación, el Nacimiento, Santiago Matamoros, la Epifanía y el Calvario en el ático. Las tallas de San Pedro y San Pablo completan la iconografía básica del retablo.
Detrás de la iglesia de Santo Santiago se encuentra otra edificación religiosa (26) que consta de una nave central y dos laterales. Presenta dos torres de dos cuerpos de estilo morisco, además una cúpula adornada con arcos botareles. Su fachada es de gran sobriedad, estilo renacentista. Destaca la Puerta del Perdón, con arco de medio punto, enmarcada por columnas pares a los lados. Arriba del arco del acceso principal se ubica una cornisa. Todo lo anterior en un marco de dos enormes columnas de estilo toscano que sostienen un enorme arco a la manera de frontón. La edificación parece irse desvelando, como una revelación tras una bruma aural que va desvaneciéndose. A sus afueras, una muchedumbre se desglosa en gamas de azules, principalmente, y encima de ella una bandada de palomas blancas se dirige a esta edificación de revelación mítica.
Tal descripción corresponde a la catedral de Mérida (26), Yucatán, motivo por el cual fray Antonio Alcalde es trasladado de España a la península de Yucatán. Debido a la muerte del obispo previo, en España se dan a la búsqueda de un obispo con el perfil adecuado que lo supla, y el rey de España, Carlos iii, al enterarse y recordando al “Fraile de la Calavera” —como lo bautizaría—, su desempeño teológico, académico y asistencial, pero sobre todo su sentido visionario y reconciliador, emitió el dictamen: “Asígnese a don Antonio Alcalde, Fraile de la calavera, a la diócesis de Yucatán” (Castro Golarte, 1998).
Su estancia en Yucatán fue relativamente corta (nueve años), sin embargo, fue suficiente para que realizara ahí muchas de sus obras e inspirase sus acciones subsecuentes del resto de su vida.
La catedral de Mérida estaba totalmente construida cuando Antonio Alcalde llegó a ella, sin embargo, él ordena remodelaciones en su interior para que tuviera una mejor función, a la vez que manda utilizar las alas laterales para adoctrinamiento de los indígenas, acercando así la comunidad a la iglesia, a las imágenes cristianas, pero sobre todo a reconocer la catedral como casa de Dios.
La bandada de palomas simboliza la llegada de fray Antonio Alcalde, en quien los indígenas encontraron una verdadera demostración de amor al prójimo y a Dios. Y cada paloma tal vez sea también un mensaje de paz en una tierra donde el recelo estaba presente y los múltiples conflictos entre peninsulares e indígenas eran cotidianos.
La catedral de Yucatán está dedicada a san Ildefonso, es la sede de la arquidiócesis de Yucatán y la primera catedral levantada en la América continental, por tanto, también es la más antigua de México. Una vez levantada la ciudad española sobre la antigua T'Hó (ahora Mérida), los conquistadores se dieron a la tarea de erigir la iglesia catedral entre 1562 y 1567. Con la autorización del papa Pío iv y la petición del rey Felipe ii se nombró catedral a la iglesia de la capital del Yucatán.
Los trabajos de construcción del recinto fueron encargados a Pedro de Aleustia y completados por Juan Miguel de Agüero. Su estilo es renacentista, se consagró en 1598, con la orden franciscana.
Durante el siglo xix, algunos de sus tesoros y obras de arte fueron robados debido a los saqueos e inestabilidad política que padeció la ciudad en este periodo.
En el interior, las bóvedas de la nave central tienen forma casetonada, mientras que las laterales son de lacería gótica. El interior es también austero, aunque presenta algunos retablos barrocos. En el altar mayor se encuentra una gran imagen del Cristo crucificado, conocida como el "Cristo de la unidad", que mide 7.65 m de altura, obra del artista español José Lapayese del Río. En esta catedral es muy venerado el Cristo de las Ampollas.
La siguiente edificación religiosa me remitió a la ciudad donde me he desarrollado profesional y laboralmente, Guadalajara, es emblemático de ella: el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe (27). Podemos observar que una muchedumbre se resguarda ante sus puertas. José Cornejo Franco, en su monografía Guadalajara, refiriéndose a este santuario dice:
La planta del santuario es de una cruz latina. La portada es sencilla y elegante. Flanquean la puerta dos machones de media caña muy avanzada y encuadran la puerta dos pilastras tablereadas. Vense dos medallones con un castillo, a los cuales corresponde otros dos en el mismo machón, circulares, con motivo de palma y azucena que se cruzan. Los machones rematan en dos pilones para colocar estandartes. A los lados de la ventana se hallan los blasones de la iglesia con adornos copete, y el de los padres dominicos: la cruz estrellada y el perrillo con la tea en el hocico, cubierto por un sombrero prelaticio. Espadañas pareadas, raramente manifiestan en nuestra arquitectura, con dos claros en el primer cuerpo y uno en el segundo, y sobrias almenas rematan la construcción (Mata Torres y Sánchez Araiza, 1979).
A la llegada del obispo fray Antonio Alcalde, en 1771, la parte norte de la ciudad actual se encontraba despoblada; Alcalde se propuso acrecentarla y para ello construyó en cuatro años (1777-1781) el Santuario de Guadalupe, por sentir gran admiración por la virgen. Así que el 7 de enero de 1777, el obispo colocó la primera piedra de esta hermosa iglesia, con retablos tallados y dorados que ya no existen. En su constru...

Indice dei contenuti

Stili delle citazioni per Fray Antonio Alcalde

APA 6 Citation

Muñoz, H. P., Martínez, L. B., & Sumaya, J. O. R. (2020). Fray Antonio Alcalde (1st ed.). Editorial Universidad de Guadalajara. Retrieved from https://www.perlego.com/book/1972711/fray-antonio-alcalde-un-mural-en-el-hospital-civil-pdf (Original work published 2020)

Chicago Citation

Muñoz, Horacio Padilla, Liliana Barraza Martínez, and José Omar Razo Sumaya. (2020) 2020. Fray Antonio Alcalde. 1st ed. Editorial Universidad de Guadalajara. https://www.perlego.com/book/1972711/fray-antonio-alcalde-un-mural-en-el-hospital-civil-pdf.

Harvard Citation

Muñoz, H. P., Martínez, L. B. and Sumaya, J. O. R. (2020) Fray Antonio Alcalde. 1st edn. Editorial Universidad de Guadalajara. Available at: https://www.perlego.com/book/1972711/fray-antonio-alcalde-un-mural-en-el-hospital-civil-pdf (Accessed: 15 October 2022).

MLA 7 Citation

Muñoz, Horacio Padilla, Liliana Barraza Martínez, and José Omar Razo Sumaya. Fray Antonio Alcalde. 1st ed. Editorial Universidad de Guadalajara, 2020. Web. 15 Oct. 2022.