Vicente Huidobro y el cubismo
eBook - ePub

Vicente Huidobro y el cubismo

Susana Benko

  1. 225 Seiten
  2. Spanish
  3. ePUB (handyfreundlich)
  4. √úber iOS und Android verf√ľgbar
eBook - ePub

Vicente Huidobro y el cubismo

Susana Benko

Angaben zum Buch
Buchvorschau
Inhaltsverzeichnis
Quellenangaben

√úber dieses Buch

En Vicente Huidobro y el cubismo, Susana Benko incursiona en el terreno de las relaciones entre la pintura y la literatura para mostrar una parte de la obra del poeta chileno (1893-1948), vista desde el ángulo de la práctica pictórica del cubismo para intentar encontrar los puntos de contacto que determinan el valor plástico, y aun visual, del texto poético.

Häufig gestellte Fragen

Wie kann ich mein Abo k√ľndigen?
Gehe einfach zum Kontobereich in den Einstellungen und klicke auf ‚ÄěAbo k√ľndigen‚Äú¬†‚Äď ganz einfach. Nachdem du gek√ľndigt hast, bleibt deine Mitgliedschaft f√ľr den verbleibenden Abozeitraum, den du bereits bezahlt hast, aktiv. Mehr Informationen hier.
(Wie) Kann ich B√ľcher herunterladen?
Derzeit stehen all unsere auf Mobilger√§te reagierenden ePub-B√ľcher zum Download √ľber die App zur Verf√ľgung. Die meisten unserer PDFs stehen ebenfalls zum Download bereit; wir arbeiten daran, auch die √ľbrigen PDFs zum Download anzubieten, bei denen dies aktuell noch nicht m√∂glich ist. Weitere Informationen hier.
Welcher Unterschied besteht bei den Preisen zwischen den Aboplänen?
Mit beiden Aboplänen erhältst du vollen Zugang zur Bibliothek und allen Funktionen von Perlego. Die einzigen Unterschiede bestehen im Preis und dem Abozeitraum: Mit dem Jahresabo sparst du auf 12 Monate gerechnet im Vergleich zum Monatsabo rund 30 %.
Was ist Perlego?
Wir sind ein Online-Abodienst f√ľr Lehrb√ľcher, bei dem du f√ľr weniger als den Preis eines einzelnen Buches pro Monat Zugang zu einer ganzen Online-Bibliothek erh√§ltst. Mit √ľber 1¬†Million B√ľchern zu √ľber 1.000 verschiedenen Themen haben wir bestimmt alles, was du brauchst! Weitere Informationen hier.
Unterst√ľtzt Perlego Text-zu-Sprache?
Achte auf das Symbol zum Vorlesen in deinem nächsten Buch, um zu sehen, ob du es dir auch anhören kannst. Bei diesem Tool wird dir Text laut vorgelesen, wobei der Text beim Vorlesen auch grafisch hervorgehoben wird. Du kannst das Vorlesen jederzeit anhalten, beschleunigen und verlangsamen. Weitere Informationen hier.
Ist Vicente Huidobro y el cubismo als Online-PDF/ePub verf√ľgbar?
Ja, du hast Zugang zu Vicente Huidobro y el cubismo von Susana Benko im PDF- und/oder ePub-Format sowie zu anderen beliebten B√ľchern aus Art & Artist Monographs. Aus unserem Katalog stehen dir √ľber 1¬†Million B√ľcher zur Verf√ľgung.

Information

Jahr
2014
ISBN
9786071618788

CAP√ćTULO IV
FUTURISMO Y ESP√ćRITU MODERNO

LA NECESIDAD DE SER MODERNOS

LAS DIVERSAS vanguardias europeas de principios de siglo aparecen simult√°neamente. Diez a√Īos de diferencia transcurren apenas del fauvismo al dada√≠smo, mientras que movimientos como el cubismo, el futurismo, el arte abstracto inicial, entre otros, se producen casi en la misma fecha. L√≥gicamente, es inevitable el pase de cualidades de uno a otro. Existe un esp√≠ritu com√ļn que los anima aunque presenten rasgos distintivos que se oponen y les dan su estilo y actitud propia.
La fusi√≥n de cualidades estil√≠sticas parece propicia en una √©poca de fragmentaciones y de hechos acelerados. Como dice Octavio Paz, pasan m√°s cosas al mismo tiempo, porque la √©poca moderna ¬ęes la aceleraci√≥n del tiempo hist√≥rico¬Ľ, una de las explicaciones plausibles sobre la simultaneidad que la caracteriza. ¬ęAceleraci√≥n es fusi√≥n: todos los tiempos y todos los espacios confluyen en un aqu√≠ y un ahora¬Ľ.[1] Porque despu√©s del conocimiento de la alteridad (Rimbaud), luego de rebasar los l√≠mites de la obra y buscar el roce de la vacuidad y la desintegraci√≥n de los cuerpos (Mallarm√©), no puede creerse en la estabilidad de un pasado regido por esquemas y convenciones anteriormente convincentes. El devenir se basa en el cambio y, por lo tanto, en las variaciones y en las continuas sucesiones. La imagen del tiempo y el modo de situarse en un espacio quedan definitivamente alterados. La unidad, obviamente, est√° perdida y se despierta la conciencia del vivir en la relatividad de las cosas.
El poeta, el artista, entonces, se sit√ļa en medio de estas circunstancias cambiantes. Adem√°s de emisor, es receptor activo de √©stas y, por tanto, se adhiere o las rechaza. La actitud a veces es ambigua, pues si bien existe una adhesi√≥n entusiasta inicial (cubismo, futurismo), sucede un rompimiento brusco posterior, tal como lo manifiesta el esp√≠ritu dad√°.[2] Apollinaire, por ejemplo, es contradictorio por excelencia. Comprende el esp√≠ritu de su tiempo, arremete contra las convenciones art√≠sticas en ¬ęL‚Äôantitradition futuriste¬Ľ, pero, por otro lado, defiende un nacionalismo, una esencia propiamente francesa[3] y, para colmo, canta las maravillas de la guerra.[4] En este sentido, m√°s que un cubista de la palabra, es uno de los pocos franceses que se adaptan a las motivaciones futuristas[5] y, como los italianos, da la impresi√≥n de apoyar y compartir los avatares que impone el sistema en que vive.[6] Sin embargo, el canto a la guerra de Apollinaire parece responder m√°s bien a su entusiasmo y capacidad de maravillamiento, que como el ni√Īo o el aventurero, no pierde el poder del asombro o de la sorpresa ante un nuevo descubrimiento.
El futurismo culmina su ¬ęaventura figurativa¬Ľ con la guerra,[7] y con ella termina su primera y m√°s importante etapa. Pero durante todo su periodo inicial, los futuristas necesitan sentirse y demostrar que son modernos.[8] El estruendo y el ruido que hac√≠an pod√≠a m√°s que el resultado de sus propias obras. El grito y la irreverencia supieron hacerse o√≠r. Y es que, a diferencia del cubismo, el futurismo sale de los l√≠mites inmanentes de la obra para hablarle al p√ļblico sobre la vida, sobre la m√°quina, sobre la importancia de los nuevos descubrimientos de su tiempo. Mientras Picasso y Braque comparten aislados en su primera fase cubista las b√ļsquedas de nuevas soluciones formales del objeto, y buscan, adem√°s, su esencia por medio de la representaci√≥n de su estructura interna, el futurismo realza la importancia del progreso en todos los sentidos: en la ciencia, en la tecnolog√≠a, en el arte y en la arquitectura, destaca el aprovechamiento de nuevos materiales.[9] La actitud silenciosa de los primeros cubistas se ve contrarrestada por la exaltaci√≥n y el anhelo de un absoluto ut√≥pico que promueven los artistas futuristas. Mientras los cubistas se centran en el objeto y descubren su multidimensionalidad a partir de la visi√≥n facetada de sus partes, los futuristas retoman su experiencia y pretenden situarse desde el interior de ese objeto para expandirlo, fusionarlo ‚ÄĒy por tanto disolverlo‚ÄĒ con el ambiente. Espacio y tiempo se unen mediante el movimiento, forma como quer√≠an aprehender el absoluto. Marinetti, por otra parte, propone la desintegraci√≥n de la estructura gramatical del lenguaje a costa de la incomprensi√≥n del lector en su lectura del poema. Los poetas cubistas, como ya se ha dicho, supieron utilizar los logros te√≥ricos de la po√©tica de Marinetti, reacondicionar sus planteamientos y lograr una obra m√°s s√≥lida y firme, y claro est√°, menos ut√≥pica.
El dinamismo, en definitiva, parece m√°s llamativo que el estatismo y responde, sin duda, a esa aspiraci√≥n exaltada de modernidad. Los artistas futuristas pretenden rebasar las propuestas cubistas: la solidificaci√≥n de la imagen impresionista mediante la t√©cnica divisionista utilizada por Balla; la expansi√≥n de los cuerpos en el espacio (Boccioni, fig. 24); la representaci√≥n del movimiento mediante una imagen simult√°nea, lo que sin duda lleva a una compenetraci√≥n de los planos. En ese anhelo de totalidad, los futuristas buscan una s√≠ntesis din√°mica entre las b√ļsquedas impresionistas y cubistas.[10]
Mientras tanto, el cubismo de los a√Īos 1907 a 1910, movimiento que junto con el fauvismo abre las puertas de las vanguardias pict√≥ricas del siglo, opera en silencio. Su modernidad estriba en razones m√°s √≠ntimas y, tal vez, m√°s efectivas por ser m√°s profundas. Porque la revoluci√≥n cubista, de comienzo a fin, opera desde dentro, desde una re-visi√≥n de sus medios, manifestaciones e intereses. En lugar de apoyarse en un lenguaje extra√Īo a s√≠ mismo ‚ÄĒcomo los productos del progreso‚ÄĒ para observar y alabar las situaciones externas (futurismo), busca, por el contrario, adherirse a sus propias necesidades. De all√≠ que el tema deje de tener importancia.
Por eso el artista se preocupa por una verdad m√°s all√° del realismo presente en la apariencia de las cosas.[11] Lo encuentra finalmente en la estructura interna del objeto. El esprit nouveau se manifiesta en los nuevos valores formales que el cubismo descubre para hablar en forma novedosa de las cosas del mundo. Pero su modernidad la encuentra en ¬ęcasa¬Ľ. Antes que nada comienza a indagar en ¬ęuna forma de decir¬Ľ, acorde con la ¬ępenetraci√≥n intelectual¬Ľ[12] con que percibe el mundo. Nada m√°s opuesto a la emotividad y efervescencia de la propuesta futurista.

POES√ćA Y REALIDAD. EL MOVIMIENTO

No obstante, si bien la modernidad, como dice Paz, se debate en contradicciones, el cubismo responde a este esp√≠ritu porque es un estilo contradictorio. Recapitulando: esto se hace visible cuando se observa c√≥mo los artistas pl√°sticos se agrupan en la b√ļsqueda de un estilo y unos intereses comunes que dan como resultado las variantes cubistas....

Inhaltsverzeichnis

  1. PORTADA
  2. AGRADECIMIENTOS
  3. INTRODUCCI√ďN
  4. CAP√ćTULO I. GUILLAUME APOLLINAIRE Y PIERRE REVERDY
  5. CAP√ćTULO II. VICENTE HUIDOBRO: PROCESO A UNA IMAGEN CUBISTA
  6. CAP√ćTULO III. CREACIONISMO Y CUBISMO
  7. CAP√ćTULO IV. FUTURISMO Y ESP√ćRITU MODERNO
  8. CONCLUSIONES
  9. AP√ČNDICE I. LA PINTURA Y LA ESCULTURA CUBISTA: OR√ćGENES Y VARIANTES
  10. AP√ČNDICE II. PINTURA Y ESCULTURA FUTURISTAS
  11. BIBLIOGRAF√ćA
  12. ILUSTRACIONES EN INTERNET
  13. √ćNDICE