Performance: un arte del yo
eBook - ePub

Performance: un arte del yo

Autobiografía, cuerpo e identidad

Josefina Alc√°zar

Partager le livre
  1. 288 pages
  2. Spanish
  3. ePUB (adapté aux mobiles)
  4. Disponible sur iOS et Android
eBook - ePub

Performance: un arte del yo

Autobiografía, cuerpo e identidad

Josefina Alc√°zar

Détails du livre
Aperçu du livre
Table des matières
Citations

À propos de ce livre

Este libro presenta una sugerente y provocadora disecci√≥n cr√≠tica del arte del performance. Josefina Alc√°zar rastrea los or√≠genes del performance y explora sus afinidades con la autobiograf√≠a y el autorretrato. A fines de la d√©cada de los sesenta y principios de los setenta del siglo XX, los artistas empezaron a usar su propio cuerpo no s√≥lo como tema sino tambi√©n como materia prima y objeto art√≠stico. En la b√ļsqueda de s√≠ mismos, los artistas realizaron exploraciones vitales y ps√≠quicas, trayectos interiores hacia la construcci√≥n de un autorretrato viviente. Partiendo de su cuerpo, empezaron a reflexionar sobre la identidad del yo. Algunos optaron por hacer p√ļblicas sus preocupaciones privadas, otros usaron su cuerpo como plaza p√ļblica para que en √©l se expresara una identidad colectiva, muchas performanceras hicieron de su cuerpo un espacio de resistencia para luchar contra los estereotipos de g√©nero, y vieron en su cuerpo un yo en permanente construcci√≥n, un yo m√ļltiple y mutable.La autora analiza con agudeza el aparente narcisismo de la √©poca actual y se√Īala que es una expresi√≥n de la preocupaci√≥n por el cuerpo, que hab√≠a sido considerado √ļnicamente como un recept√°culo del alma. Artistas del performance recurren a la autobiograf√≠a en vivo como medio para develar su intimidad, expresar sus angustias y sus miedos o para analizar el contexto social en que viven. El performance se inscribe en el espacio autobiogr√°fico que ha llevado a un fortalecimiento de la reflexividad, a la b√ļsqueda de la experiencia vivida y a la obsesi√≥n por lo real.Este libro es fruto de una investigaci√≥n acuciosa y de una reflexi√≥n creativa sobre temas tan inquietantes como la identidad, el cuerpo y el yo, tal como se expresan en las formas m√°s innovadoras, transgresoras e irreverentes del arte contempor√°neo.

Foire aux questions

Comment puis-je résilier mon abonnement ?
Il vous suffit de vous rendre dans la section compte dans param√®tres et de cliquer sur ¬ę¬†R√©silier l‚Äôabonnement¬†¬Ľ. C‚Äôest aussi simple que cela¬†! Une fois que vous aurez r√©sili√© votre abonnement, il restera actif pour le reste de la p√©riode pour laquelle vous avez pay√©. D√©couvrez-en plus ici.
Puis-je / comment puis-je télécharger des livres ?
Pour le moment, tous nos livres en format ePub adaptés aux mobiles peuvent être téléchargés via l’application. La plupart de nos PDF sont également disponibles en téléchargement et les autres seront téléchargeables très prochainement. Découvrez-en plus ici.
Quelle est la différence entre les formules tarifaires ?
Les deux abonnements vous donnent un accès complet à la bibliothèque et à toutes les fonctionnalités de Perlego. Les seules différences sont les tarifs ainsi que la période d’abonnement : avec l’abonnement annuel, vous économiserez environ 30 % par rapport à 12 mois d’abonnement mensuel.
Qu’est-ce que Perlego ?
Nous sommes un service d‚Äôabonnement √† des ouvrages universitaires en ligne, o√Ļ vous pouvez acc√©der √† toute une biblioth√®que pour un prix inf√©rieur √† celui d‚Äôun seul livre par mois. Avec plus d‚Äôun million de livres sur plus de 1¬†000¬†sujets, nous avons ce qu‚Äôil vous faut¬†! D√©couvrez-en plus ici.
Prenez-vous en charge la synthèse vocale ?
Recherchez le symbole √Čcouter sur votre prochain livre pour voir si vous pouvez l‚Äô√©couter. L‚Äôoutil √Čcouter lit le texte √† haute voix pour vous, en surlignant le passage qui est en cours de lecture. Vous pouvez le mettre sur pause, l‚Äôacc√©l√©rer ou le ralentir. D√©couvrez-en plus ici.
Est-ce que Performance: un arte del yo est un PDF/ePUB en ligne ?
Oui, vous pouvez accéder à Performance: un arte del yo par Josefina Alcázar en format PDF et/ou ePUB ainsi qu’à d’autres livres populaires dans Media & Performing Arts et Performance Art. Nous disposons de plus d’un million d’ouvrages à découvrir dans notre catalogue.

Informations

Année
2014
ISBN
9786070306297
CUARTA PARTE
PERFORMANCE: ARTE DEL YO

9. YO FEMINISTA

Desde la década de los setenta se han dado debates sobre la relación entre arte y feminismo, y el trabajo de las reconocidas feministas mexicanas Maris Bustamante y Mónica Mayer es paradigmático de esta confluencia. En el performance el yo es puesto en escena sin mediaciones. Pero no un yo unitario, sino un yo fragmentado; no un yo fijo, sino un yo en proceso de ser. Un yo que no es, sino que está siendo. El yo como metáfora, como mito, como arquetipo. Y es el propio cuerpo de las artistas el que les sirve para experimentar, explorar, cuestionar y transformar.
A fines de los a√Īos sesenta y principios de los setenta concurrieron el movimiento estudiantil, el feminismo, el movimiento hippie, la revoluci√≥n sexual y el performance; influy√©ndose unos a otros. Los hippies formaban parte de un movimiento contracultural que se orientaba hacia la b√ļsqueda de un yo hedonista, luchaban contra el determinismo tecnol√≥gico y buscaban en el amor libre y en las drogas liberar al cuerpo de sus ataduras. La libertad corporal y sexual impact√≥ a todos estos movimientos y en el performance fue fundamental.
Aunque en el movimiento estudiantil de 1968 en M√©xico participaron muchas mujeres, los planteamientos feministas no formaron parte de la lucha. La lucha estaba orientada hacia las reivindicaciones sociales y pol√≠ticas que muy pronto derivaron en un cuestionamiento incipiente del autoritarismo que se viv√≠a en la familia y en la escuela, pero sin particularizar en los problemas que afectaban expresamente a las mujeres. A pesar de que se luchaba por la igualdad de derechos, no se cuestionaba que a las mujeres se les asignara, generalmente, un papel secundario en el movimiento estudiantil. En 1968 hab√≠an pasado s√≥lo quince a√Īos de haberse otorgado el voto a las mujeres.
Las movilizaciones estudiantiles de 1968 se dieron casi simult√°neamente en varios pa√≠ses, estuvieron inspiradas por ideales de solidaridad y tuvieron una clara intenci√≥n revolucionaria; sin embargo, tambi√©n conten√≠an aspiraciones de car√°cter individualista, tales como el principio de libertad individual y una petici√≥n generalizada de autonom√≠a. Helena B√©jar se√Īala que ‚Äúel individualismo actual tiene su origen, pues, en un movimiento que hasta ahora se hab√≠a considerado el √ļltimo aliento del esp√≠ritu p√ļblico en Occidente. Paradojas de la historia‚ÄĚ.1
Para Lipovetsky, el mayo franc√©s auguraba el fin de una era y anunciaba el llamado individualismo transpol√≠tico, en el cual ‚Äúlo pol√≠tico y lo existencial, lo p√ļblico y lo privado, lo ideol√≥gico y lo po√©tico, el combate colectivo y la invocaci√≥n al goce, la revoluci√≥n y el humor se mezclaban inextricablemente‚ÄĚ.2 Es curioso que hoy muchos cr√≠ticos vean el proceso de valoraci√≥n de la vida cotidiana como un asunto desprovisto de importancia.
Como he se√Īalado, los grupos de autoconciencia fueron una importante contribuci√≥n del movimiento feminista al proceso de autorreflexi√≥n. El an√°lisis de la propia vida sentaba las bases para la transformaci√≥n. Se constru√≠a la teor√≠a a trav√©s de la experiencia personal y no s√≥lo a partir de filosof√≠as previas. ‚ÄúValores como la autoexpresi√≥n, la autosuficiencia, la independencia y la seguridad de uno mismo cobran un ascendiente hasta entonces inusitado.‚ÄĚ3
En M√©xico, la nueva ola del movimiento feminista surgi√≥ en 1970. La destacada militante y te√≥rica del movimiento feminista Eli Bartra afirma que fue ‚Äúla √©poca del despertar, de la toma de conciencia, de la b√ļsqueda, a veces a tientas, y el periodo de m√°s efervescencia, sin lugar a dudas. [‚Ķ] el feminismo de la nueva ola tiene como antecedente directo al movimiento estudiantil del 68, as√≠ como al movimiento por los derechos civiles y el black power en Estados Unidos‚ÄĚ.4 En un principio el movimiento feminista era muy reducido, ‚Äúun grupo de una treintena de mujeres era el total de lo que se autodenomin√≥ Movimiento de Liberaci√≥n de la Mujer en M√©xico en 1975. Pero dada su capacidad de llamar la atenci√≥n, y debido tambi√©n a la realizaci√≥n de la Conferencia del A√Īo Internacional de la Mujer, √©ste tuvo una aut√©ntica presencia, no digo de movimiento masivo, porque nunca lo ha sido, pero s√≠ ten√≠a una voz propia y sobre todo un grito que se hac√≠a o√≠r‚ÄĚ.5
Los grupos de autoconciencia se expandieron rápidamente y permitieron que muchas de las mujeres pasaran a la acción y organizaran espectaculares protestas donde el arte, el feminismo y el activismo se entremezclaron. El performance jugó un importante papel en estas protestas: Mónica Mayer y Maris Bustamante son pioneras de ambos.
***
M√≥nica Mayer, naci√≥ en la ciudad de M√©xico en 1954, estudi√≥ Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Pl√°sticas de la UNAM y realiz√≥ sus estudios de maestr√≠a en Sociolog√≠a del Arte en el Goddard College, en Los √Āngeles. Es artista conceptual, cr√≠tica de arte y destacada activista del movimiento feminista. Adem√°s de performance hace dibujo y gr√°fica digital. Es directora del espacio alternativo Pinto mi Raya y, junto con V√≠ctor Lerma, edita la revista virtual La Pala y el archivo hemerogr√°fico Raya. Pertenece a la generaci√≥n de artistas de los sesenta y setenta que abrieron brecha y picaron mucha piedra en la pelea por las libertades de expresi√≥n y derechos para las mujeres; lo que frecuentemente olvidan algunas j√≥venes que piensan que las libertades que hoy se tienen siempre han existido.
En los a√Īos setenta, la marginaci√≥n de las mujeres artistas no era privativa de M√©xico. Claro que cuando se critica la poca inclusi√≥n de mujeres se argumenta que el arte no tiene sexo ni color. ‚ÄúTodo eso est√° muy bien ‚ÄĒresponde Lucy Lippard‚ÄĒ, pero los artistas s√≠ lo tienen, y ha habido una considerable discriminaci√≥n contra artistas de cierto sexo y cierto color.‚ÄĚ6 De los a√Īos sesenta a la fecha muchas cosas han cambiado, pero a√ļn quedan muchas otras por cambiar.
M√≥nica Mayer recuerda que, bajo el lema ‚Äúlo personal es pol√≠tico‚ÄĚ, algunos grupos de mujeres artistas en M√©xico empezaron a reunirse para hablar de su experiencia como mujeres, tocando temas que las inquietaban y que no encontraban d√≥nde discutirlos, temas tab√ļ en ese momento: la sexualidad y el derecho al placer, la despenalizaci√≥n del aborto, el trabajo dom√©stico, la violaci√≥n y la agresi√≥n a mujeres. Estos temas se reflejaban en sus obras. ‚ÄúMi obra en ese momento ‚ÄĒdice Mayer‚ÄĒ se refer√≠a a la sexualidad, sin duda, el tema que m√°s me interesaba; por todos lados aparec√≠an falos y vaginas, lo que escandaliz√≥ a mucha gente.‚ÄĚ7
Images
FIGURA 9.1. Mónica Mayer, Tendedero, D.F., 1977.
Images
FIGURA 9.2 Mónica Mayer, Madre sólo hay dos, D.F., 2003.
FOTOS: Jorge Ismael Rodríguez.
En 1978, M√≥nica Mayer realiz√≥ la pieza El tendedero, para la exposici√≥n Nuevas Tendencias, en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de M√©xico. Para esta pieza, M√≥nica reparti√≥ a las mujeres unos papelitos rosas donde les ped√≠a que completaran la frase: Como mujer, lo que m√°s detesto de la Ciudad es.‚Ķ Con pinzas para colgar la ropa, colg√≥ los papelitos rosas que conten√≠an las respuestas en una especie de tendedero de unos cuatro metros de largo por dos de ancho. La mayor√≠a de las respuestas giraban en torno a las agresiones sexuales que sufren las mujeres en las calles y en el transporte p√ļblico.8 Este performance-instalaci√≥n era una clara expresi√≥n del arte feminista que estaba surgiendo. El tendedero estaba lleno de papelitos, pues las mujeres encontraron en esta acci√≥n un medio para expresar su molestia ante el acoso sexual y la falta de respeto al que se ve√≠an sometidas. Quedaba claro que ese problema que las mujeres enfrentaban de manera individual ten√≠a un car√°cter social.
M√≥nica ingres√≥ en 1978 al Feminist Studio Workshop en el Woman‚Äôs Building en Los √Āngeles, en donde trabaj√≥ con Suzanne Lacy y Leslie Labowitz en el grupo Ariadne: A Social Art Network, y recuerda que le impact√≥ mucho la forma de trabajo de esa instituci√≥n: ‚ÄúEl proceso educativo estaba basado en el formato de ‚Äėpeque√Īo grupo‚Äô tan utilizado por todo el movimiento feminista y pretend√≠a desarrollar la creatividad y crear conciencia a trav√©s de din√°micas de grupo e investigaciones sobre las mujeres artistas en el pasado. Acostumbrada a una educaci√≥n tradicional, para m√≠ fue una sorpresa encontrarme en clases en las que lo que m√°s se valoraba era mi experiencia personal‚ÄĚ.9
Images
FIGURA 9.3. Mónica Mayer, Madre sólo hay dos, D.F., 2003.
FOTOS: Jorge Ismael Rodríguez.
La relaci√≥n entre feminismo y performance se ve claramente en la trayectoria de Mayer: ‚Äúa las artistas feministas nos gustaba mucho el performance porque era un g√©nero art√≠stico que no estaba viciado por los c√°nones est√©ticos impuestos por la cultura patriarcal y porque, aunque uno no lo quisiera, en esta forma art√≠stica el g√©nero siempre es un tema impl√≠cito‚ÄĚ.10 Cuando M√≥nica Mayer regresa a M√©xico en 1982, imparte en San Carlos el curso ‚ÄúLa mujer en el arte‚ÄĚ, el primer curso de arte feminista ofrecido en M√©xico.
Las inquietudes de M√≥nica son muy amplias y abarcan muchos temas, como la vida misma. Trabaja en grupo y tambi√©n de forma individual; realiza proyectos conceptuales donde incluye todo tipo de acciones, que no necesariamente parecen arte. Los performances individuales suelen estar relacionados con eventos de su vida, pues le interesa mezclar arte y vida. Le importa mucho la participa ci√≥n de otros, de c√≥mplices, as√≠ como la interacci√≥n con el p√ļblico, y en todos los casos procura utilizar el humor.11
Images
FIGURA 9.4. Mónica Mayer, acercamiento a Maruca y la Guadalupana.
Images
FIGURA 9.5. M√≥nica Mayer, Madre s√≥lo hay dos, 2003. Interactuando con el p√ļblico.
En el performance Madre s√≥lo hay dos, que realiz√≥ en 2003 durante la X Bienal Guadalupana (‚ÄúLo Guadalupano, po√©ticas sociales‚ÄĚ), M√≥nica interact√ļa con el p√ļblico. Aqu√≠ problematiz√≥ el paradigma de la madre; confronta el lado oscuro de la maternidad a partir de su experiencia como hija y madre. Juega con dos im√°genes mexicanas tan fuertes como son la Coatlicue y la virgen de Guadalupe. En esta acci√≥n comparti√≥ con el p√ļblico sus propias experiencias sobre las distintas variables del arquetipo de la madre. A las personas que aceptaban participar les ofrec√≠a una peque√Īa estampa a cambio de su historia personal con su madre. ‚ÄúDespu√©s escog√≠an uno de los cuatro papeles que defin√≠an su relaci√≥n con la madre, recuerda M√≥nica, lo romp√≠an, arrugaban o doblaban seg√ļn su gusto y me lo daban para met√©rmelo a la panza, dentro del peque√Īo delantal rojo que tra√≠a en la parte de adelante de mi cuerpo. Atr√°s tra√≠a a la mu√Īeca Maruca, imagen que para m√≠ representa a la mala madre, y una imagen de la Guadalupana.‚ÄĚ12 La acci√≥n dur√≥ aproximadamente dos horas.
El car√°cter autobiogr√°fico del performance es muy claro en la obra de Mayer, por lo que en su libro Rosa Chillante afirma que ‚Äúcomo el principal soporte del arte acci√≥n es el cuerpo siempre tiene algo de autobiogr√°fico. No olvidemos que el performance no pretende representar la realidad, sino intervenirla a partir de acciones. En general el performance es un arte en primera persona‚ÄĚ.13 M√≥nica contin√ļa actualmente en esta labor de unir arte y feminismo, ya sea a trav√©s de su obra personal, en el trabajo colectivo o a trav√©s de los talleres que imparte.
***
Maris Bustamante naci√≥ en M√©xico en 1949, es egresada de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado, La Esmeralda, y pionera del arte en soportes no tradicionales como: performance, instalaciones, ambientaciones, arte-correo, arte-objeto y libros de artista, as√≠ como escenograf√≠as para teatro de vanguardia, dise√Īos para televisi√≥n, cine y publicidad. Adem√°s es una estudiosa y te√≥rica de estas manifestaciones art√≠sticas al√≥gicas, pues paralelamente a su producci√≥n art√≠stica ha desarrollado una amplia labor acad√©mica y de investigaci√≥n. Su obra muestra nuevas formas de pensar la realidad desde las artes, y aborda temas relacionados con las represiones al cuerpo y al intelecto de la mujer desde una posici√≥n feminista, a trav√©s de la sorpresa y el humor sarc√°stico.
Images
FIGURA 9.6. El No Grupo, e...

Table des matières